domingo, 9 de abril de 2017

Siempre será Mujer bonita


Siempre que la dan la veo. No se porqué hoy la vi otra vez, y van...

Vivian conoce a Edward en la calle porque ella trabajaba allí.
El hace negocios comprando empresas en problemas financieros, las compra para después venderlas despedazadas.
Una chica simple, pero singularmente bella, le enseña las pequeñas cosas de la vida, como comer sentados bajo un árbol, sentir el pasto húmedo bajo los pies descalzos.
Que ver una película vieja en blanco y negro tirada en la alfombra es un buen plan.
El no tiene a nadie en le mundo, pero si tiene mucho dinero.
Ella no tiene a nadie tampoco, solo tiene belleza y sueños.
El ya no tiene sueños, y no sabe si algunas vez los tuvo.
El amor los encuentra a ellos en diferentes dimensiones, cuando llegando al final el le dice que puede ponerle un dpto y que podrá comprarse lo que quiera mas un auto, ella descubre que él le enseño a quererse y valorarse a si misma.
Llevándola a la Opera, y a los mejores lugares y Vivian se veía como una verdadera dama.
Como ella ahora se redescubrió y elevó su autoestima eso que le ofrece, la ofende.
Cuando él le dice, nunca te traté como prostituta, y se va de la escena, ella dice ya lo hiciste.
Edward en vez de cerrar un negocio provechoso, pero que dejaría a cientos de personas sin trabajo, recapacita y decide unirse al dueño para fabricar barcos.
Y sería la primera vez que fabricará algo.
La simpleza y la belleza hizo cambiar a un hombre rico y frío, al punto que termina pasándola a buscar con la limusina del hotel con su brazo en alto y un ramo de flores a rescatarla del ático como a una princesa.

Es un final de película, donde el muchacho rescata de su mundo a la bella muchacha para llevarla al suyo y ser felices.

Sabemos que estas cosas no pasan regularmente. Pero decido rescatar algo de todo esto.
Cuando él la conoce ella cobraba 100 dls la hora, después de una semana valorandola como mujer, ella ya no tenía precio.

Tal vez otro final era que el se fuera a su mundo para siempre, pero ella ya no era la misma, y jamás volvería a estar en la calle. O sea que igual todo cambiaría, porque el hombre valoró a una mujer y todo fue diferente. Y él ya no era el mismo. Solo que no sabría ser valiente para rescatarla.

Por eso mujer valorate, quiérete, porque tu valor lo pones tu.
Y si lo haces todo cambiará.
Evita que te subestimen, te maltraten, te menosprecien, porque tu vales, solo tu sabes cuanto vales, hazlo saber, no tienes precio.
Edúcate para crecer laborarmente, para ser una buena madre, edúacate para quererte y asi poder querer bien a los demás.
Cuando te educan subestimandote y no te enseñan a quererte jamás podrás hacer feliz a otros.
No dejes que ni tus educadores lo hagan.

Y hombres miren a la mujer con respeto y admiración que de una salieron.
Y a los que las maltratan, violan y asesinan, CADENA PERPETUA POR FAVOR,














viernes, 30 de diciembre de 2016

Lo que no tiene precio


Renovar el sentir
asi el viento te acaricia
Cuando la lluvia
despues del calor
son como monedas de oro
que golpean sin dolor
Renovar el sentir
para valorar el abrazo
si te rodea la espalda
y una brisa invisible
te besa despacio.
Si bordeas precipicios
descalzo y mudo
Renovar el sentir
para respirar ese aire
que está ahí eterno
y jamás lo percibiste
por no saber vivir
Renovar el sentir
en un nuevo año
te hará fiel a tu verdad
y despertará tu niño
para ver un mar de sueños
que despierto al andar
despejará tu camino


Recuerda que nunca verás detrás de un ataud un camión de mudanza.
Nos iremos como llegamos......sin nada
Aprecia la vida
FELIZ AÑO NUEVO





jueves, 15 de diciembre de 2016



Dicen que escribir sana.

Porque a veces decir, expresar en palabras que se dicen al aire o a algún interlocutor, lleva consigo tonos, de acuerdo a como uno se siente, y de acuerdo a quien escucha y como lo hace.
A veces oye pero no escucha, a veces se acoraza y no está abierto.
También a veces salen palabras no adecuadas o frases mal hechas
Pero escribir hacia nadie o hacia todos tiene otro fundamento y sentido, a veces es para sanar el alma.
Para mi, escribir siempre tuvo un espíritu de catarsis, sin el talento o el don de un escritor, que se que no poseo, solo poniendo el corazón a través de la yema de los dedos al posarlos en las letras.

Termina un año que fue importante para mi en muchos sentidos.

Cambios fundamentales que requirieron un esfuerzo físico pero también emotivo y movilizante.
La vida da vueltas alrededor de uno y uno da vueltas alrededor de ella, y te envuelve y te rodea, te chocas, tropezas, avanzas, retrocedes, giras para darte vuelta, te pones derecho y volvés a caminar.
La piedras del camino son grandes, medianas, pequeñas pero todas son aprendizaje puro.
Fue trabajoso hacer todo lo que hice manejando mi trastorno de ansiedad, que hace tiempo se que tengo.
Doy gracias de poder saberlo, reconocerlo y tratar, a veces en vano, de poder diluirlo apenas como pueda o dejarlo libre muy a pesar mío, y sobre todo para los demás que me soportan.
Lo único que me deja mas en paz, es que hice lo que debía hacer, lo que prometí a mi corazón y a mis seres queridos que iba a hacer algún día. Aunque algunos no entendieron, no se pusieron en mi lugar, no comprendieron mis esfuerzos ni mis logros.

El camino me llevó a tomar decisiones muy al límite en varios momentos de mi vida, que solo yo se lo que me costaron y las heridas que dejaron en mi.
Pero las decisiones que tuve que tomar este año 2016, fueron nada mas que las que siempre dije que iba a tomar y por ello no debían sorprender a nadie. Porque además eran las correctas.

Quiero dar las gracias antes que nada a mis hijos, que me apoyaron, consolaron, me acompañaron en medio de reuniones desagradables e incómodas.

A mi querida Brisa, mi perra ya de 13 años que es mi compañera fiel que se adaptó al cambio, me acompaña, me mira, me sigue, y se porta muy bien, por suerte.

También quiero dar las gracias a amigas entrañables que estuvieron cuando las necesite, sin que yo las llamara, se ofrecían a ayudarme, aunque sea para cebarme unos mates o charlar mientras desarmaba mi casa  paterna. Vaciar cajones, emociones y recuerdos. Y a veces vaciar el alma para sacar cosas  y que quedara lugar para seguir llenándola con nuevos recuerdos, buenos, malos, los que vengan.

Gracias, gracias a todos, también a aquellos que se alejaron a raiz del cambio, porque me ayuda a conocerlos mejor, gracias...la vida siempre te sorprende, solo hay que dejar que suceda y obrar en consecuencia, habiendo aprendido algo mas.

Gracias,  a todos los que me quieren y a todos en general FELIZ AÑO 2017, que les llegue con paz y salud para seguir adelante luchando por sus anhelos.

FELICIDADES !!!!!!











miércoles, 14 de septiembre de 2016

La metáfora de "El cartero"

No se porque vi hoy "El cartero"
Tampoco se porque no la vi antes. Pablo Neruda conoce en una isla de Italia a Mario, el cartero.
Un pueblo de pescadores toscos en su mayoría analfabetos tienen como huesped de honor en una casita alejada al poeta "del pobolo" como le decían.
En la mitad de la película, le puse pausa y salí a caminar con Brisa, mi perra.
Y pensaba en el romanticismo puro, en la poesía, de las pocas palabras sencillas que Mario el cartero podía escribir bajo la mirada maestra de Don Pablo.
Caminaba y pensaba como se ha perdido el poder de la palabra escrita correcta, simple o compleja pero las palabras que forman una metáfora. Inquietud que Mario tenía, y que un principio ni sabía su significado, hasta que un día sentados los dos en la playa dijo una, simplemente, asi como si nada y Neruda le dijo: Has dicho una metáfora....
El film es conmovedor, la belleza de la Cuccinotta enamora al cartero
Pero cuando Pablo se vuelve a Chile y regresa años despues ya Mario no estaba.
Me entristeció pero mas me apenó saber que el actor que protagonizo al cartero murió al dia siguiente de finalizar el film de un ataque cardíaco.
Ganó un premio póstumo, pero que mas da, no lo supo.
Su muerte fue también una metáfora de la vida.
Hermosa película, bellas palabras e imágenes, y la sensación de que el progreso y la tecnología nos ha sacado tanto,  Tanto como miles de metáforas no dichas.

Dedicado a Massimo Troisi, "Mario" el cartero enamorado de Beatrice Russo


.

sábado, 23 de abril de 2016

Volé sin desplegar las alas



Viajé.....
Usando los ojos de mi hija.
Mirando las fotos como si estuviera allí, usando mis ojos
Caminé por Madrid por La Plaza Mayor, y las avenidas y las callecitas, comi tapas con cerveza.
Miré al cielo nublado pero no lo lamenté.
La primavera asomaba atrevida pero temerosa sobre la ciudad y la Puerta de Alcalá.
Luego fui a Paris, y vi la Torre magestuosa, el Sena romántico, El Arco de Triunfo, y vi los jardines de Versalles tan perfectos como lo imperfecto que era el Rey que lo creo.
Y caminé y caminé por horas, bajo otro cielo nublado de Primavera europea incipiente.
Hacía frío...
Y comí crepes bajo la Torre, y subí a ella para ver la ciudad desde el cielo, maravillosa París.
Y me fui con sus ojos a Amsterdam en tren, anduve en bicicleta, en una ciudad pequeña y tranquila, con muchas libertades asombrosas para mis ojos. Ah y allí salió el sol ...
Y de alli me fui a Praga, y me metí como en un libro de cuentos de castillos, iglesias, puentes y calles empedradas, todo con historias, muchas historias que no escuché pero imagino.
Y después me fui a Roma, ohhh el imperio, el Vaticano, La fontana de Trevi, había olores diferentes, demasiada gente diversa, la audiencia con el Papa en la Plaza San Pedro, la muchedumbre avanzando hacia el museo, entrar en la Capilla Sixtina, mirar hacia arriba y sorprenderse. El Coliseo, el Foro, El Panteón...... Roma.....
Y llegué a Venecia lugar que yo no hubiese elegido para ir pero lo vi con sus ojos, con romanticismo, y la vi feliz con mis ojos.
Y me fui a Barcelona, bella, artística y cultural, y me maravillé con la obra de Gaudí, y entré con ella en La sagrada familia, y estallaron emociones visuales indescriptibles e inolvidables.
Y volví a Madrid para verla en ultimo lugar antes de volver
Y volví con sus ojos, y volé con sus alas, que llegaron hasta aquí.
Y volví a soprenderme, como siempre, como uno puede ser feliz a traves de la felicidad de los hijos.
Y solo eso ya es incomparable, siempre se sabe desde la primera vez que los ves, sabrás que siempre su sonrisa te hará feliz como así sus lágrimas te pondrán triste.
Gracias hija por dejarme ser feliz escondida tras tu propia felicidad.
Te quiero
Mama.


domingo, 9 de agosto de 2015

Diluvia hasta en las emociones

La lluvia empapa los recuerdos, los alimenta, los hace crecer en la nostalgia, en la humedad de una lágrima, en lo profundo de una pena o en la remembranza de un momento feliz que hoy parece lejano en el tiempo. Se moja el extrañar, se humedece el abrazo perdido, y los besos que se han ido en alguna tormenta pasada y que no se parece a esta. Porque nada es igual, ni siquiera los diluvios, todos son distintos.
Una tormenta que nos sorprende corriendo de la mano de alguien que queremos, sorteando charcos.
O una lluvia mirada desde la ventana, pero de a dos, sosteniendo una taza de cafe caliente y reparador.
No es igual a una tormenta que te encuentra sola, y llena de recuerdos.

Y no deja de llover, y cuando parece que cesa, comienza otra vez, como los accesos de tos en una gripe.

Y pienso en esa gente que el agua le entró en sus casas, y mojó sus colchones, y frazadas, y flotan zapatillas, platos, cuadros, y cubiertos y lloran por lo que han perdido y no saben como recuperaran.

Entonces me siento estúpida y egoísta.

Y veo lo afortunada que soy que mi techo me cubra la dignidad, protegiéndome de una tormenta feroz que solo afecta mis emociones


lunes, 15 de septiembre de 2014

A seguir sonriendo...

Y sos feliz?

Preguntó en tono bajo, y timidamente.

- Si soy feliz?  y que es ser feliz? Tengo un buen marido, una casa, bienestar, sonrío cuando se debe, tengo alimento y una cama caliente en invierno.

(hizo un silencio y bajó la cabeza)

- Era feliz cuando no tenia nada, excepto a tu mano sobre mi hombro o en mi cintura, cuando caminábamos por la plaza del pueblo y un futuro incierto por el cual sonreir. Pero un dia te fuiste.
El tiempo trata de curar las heridas de las pérdidas, pero mi corazón quedo lastimado y asi quedará, solo puedo sonreir cuando se debe y cumplir con mis obligaciones. Pero la pena quedó en mis ojos. Y ahora que ellos te están mirando también lo hacen con pena.

- Emy, yo hice lo que pude, tu familia no me quería, no podía llevarte conmigo a pasar necesidades. No era lo que quería para vos, y menos era lo que tu padre deseaba.

- Y que deseaba mi padre? tal vez que no fuera feliz.

- No, los padres solo quieren lo mejor para sus hijos.

- Lo mejor.....si, lo mejor, asi dicen...

- He vuelto despues de tantos años, y ahora que tu padre ha muerto, para saber como estás..

- Mi vida es una inmensa mentira, pero ya no queda espacio en mi corazón para amar. , El tiempo seguirá haciendo su trabajo, aprenderas a disfrazar tu vida para que parezcas feliz como yo. Ha habido mujeres y las seguirá habiendo, siempre fuiste libre y lo seguiras siendo, no te ates a un recuerdo. Ya no soy la misma.

- Sra Emilia, el Sr. Presidente la está esperando para entrar junto a Ud. a la ceremonia de asunción, por aquí por favor...

- Muchas gracias Ariel, ya voy, despido a un amigo y ya estoy lista. Adios Omar, se feliz, Te dejo,,  mis nuevas obligaciones demandan por mi.
Lo acompañé en la campaña, ahora me toca una nueva labor, y a seguir sonriendo.....


FIN




.