lunes, 8 de octubre de 2012

18ª ent. IDENTIDAD REVELADA (EL FINAL)

 Solo Angela

-Hola Angela, escucha bien lo que te voy a decir, estas bien?
-Si, Max, mas tranquila y armando en mi cabeza una sesion para Martín.
-Bueno, mejor asi, lo vi hoy, y te va a llamar, quizas hoy mismo.
-Como que me va a llamar hoy?
-Solo te digo esto, quiero que estes prevenida, no puedo contarte mas.
- Pero Max, porque? si Martín me cree de viaje?
- Bueno, te va a llamar, te lo digo y no debería hacerlo, asi que agradeceme.
- Pero vos le contaste?
- No, como le voy a contar, no puedo decirte mas, te mando un beso.
- Pero que hago lo atiendo? si supuestamente no estoy en Buenos Aires.
- Creo que deberías atenderlo, es importante para vos, no dejes de hacerlo.
- Ay lograste inquietarme Max. Estoy muy nerviosa ahora.
- Chau, suerte, beso

Angela camina de un lado a otro de su living y mira el teléfono continuamente.
Pasó mas de una hora y ha tomado la llave escondida y la aprieta en su mano izquierda.
A pesar que desde el sábado viene tomando el valor necesario para hablarle, esto acelera un desenlace.
Acelera una confesión, y sus latidos se aceleran también.

Suena el teléfono.
Se acerca a él, lo deja sonar varias veces pero atiende.
- Hola
- Angela, estas de vuelta ya?
- Martín, si he tenido que volver antes de lo previsto.
- Puedo verte hoy?
- Hoy?
- Si, es urgente
- Siendo asi, si en un hora te parece?
- Si, perfecto. Hasta luego, y gracias.
- Hasta luego.

Corta, y queda inmovil unos instantes.
Ha llegado el momento, no se puede esperar mas.
Abre su mano y mira la llave, camina hacia su cuarto celeste y hacia el placard del secreto.
Y comienza a cambiarse, suelta su cabello, maquilla sus ojos y su boca, perfuma su cuello apenas.
Y se sirve algo fuerte para darse valor.
Sus ojos se llenan de lágrimas, pensando que Paula dejará de existir para siempre.
Pero se mira al espejo y piensa.

No, esta soy yo, tambien soy yo, solo que no me esconderé mas en un placard
Se sienta en su sillón a esperarlo, está ansiosa pero a su vez decidida. Martín se merece la verdad.

- Quien es?
- Martin, no bajes, ya me abrieron.

Golpea su puerta unos instantes despues.
Angela se para y camina hacia ella.
La abre.

-Hola
-Paula.......sos vos?
-No, soy Angela, te debo una explicación, quiero que me escuches....

Martín estaba preparado de alguna manera para saberlo, pero queda sorprendido igual al abrir ella la puerta asi como la mujer que conoció en el bar.

-Quiero contarte una historia que no justifica mi actitud, se que estuve mal, pero es mi verdad, podrás juzgarme, no entenderme ni perdonarme, queda en vos.

Y comienza a contar la historia de su vida.
Pero recordando el consejo de Max, mientras lo hace, comienza a sacar esa especie de màscara que lleva Paula, entre el peinado, el maquillaje, y se ata su pelo, desplaza hacia atrás su flequillo y lo sujeta lentamente con una orquilla, se levanta y toma sus anteojos para ponerselos, camina por el living mientras habla.

-Martin esta soy yo, Angela, y la que viste al entrar es la mujer que conociste una noche de lluvia en aquel bar nocturno.. Quiero decirte que desde que te vi aquella noche y me besaste mi vida ya no fue igual.que antes, y nada volverá a ser igual.
Me enamoré de un paciente en la piel de Paula, pero ella no existe, soy yo Angela la que te quiere, la que te desea, y es muy dificil para mi asumir esto delante tuyo.

- Yo te vi, la ùltima noche que estuvimos juntos, vi tus ojos, tu sonrisa, te reconocí y no supe que decir o hacer, quedé maravillado por la experiencia de tenerte entre mis brazos, pero a su vez una confusión  me invadió, pero ahora al escucharte y ver como te desprendiste de Paula, me quedo con esta mujer pero  se que las dos se unen en mi y dentro tuyo.
Angela estoy enamorado de vos y no me importa nada, tu historia da a entender tu sufrimiento y quien soy yo para juzgarte prefiero comprenderte y darte todo mi amor..

La abrazó muy fuerte y al oido le dijo:

- Sos preciosa, asi de simple, y quiero darte todo lo que te ha faltado todos estos años.
- Martín, te amo, no sabía como reaccionarías, yo tambien te daré lo mejor de mi.

Y la llave del placard, fue dejada por Angela puesta en la puerta, ya no hay nada que esconder, y quizás de vez en cuando luzca algún vestido seductor para salir con Martín.

Y tal vez pronto salgan los cuatro, porque Max ya encontró a su chica natural.
Y Mili no tiene secretos, porque no sabe guardarlos.
Al tiempo Max abandonó su profesíón e incursiona en la música de los espectáculos de stand up que Mili protagoniza con algun éxito.

Como en las novelas tradicionales la chica se queda con el muchachito, hoy el joven es muy afortunado porque se quedó con dos chicas hermosas..........dos en una. Que mas quiere...............




FIN

Quise no ser cursi, pero me fue imposible.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario